Bienestar

Doce Doce...

Doce Doce...

Escrito: Danaé Lira

¿Apoco ya estamos en el último mes del gran e inolvidable año 2020? Así es, ya transcurrieron nueve meses de pandemia.

Estos últimos meses nuestra vida y la rutina diaria, para muchos de nosotros ha generado un giro inesperado. Al inicio de la pandemia nuestros horarios se desajustaron, tanto de comidas, sueño, y entre otros más. 

Nuestra forma de trabajar cambió completamente y algunos hasta tuvimos la oportunidad de emprender el negocio de nuestros sueños, la manera en que los más pequeños de casa aprendieran, cambió por completo, ellos querían estar todo el día frente la televisión, celular, tablet o computadora y por fin se les hizo su sueño realidad, sin embargo, no de la manera que querían (ahora pasan más tiempo haciendo trabajos o tareas y menos tiempo en los juegos). 

En fin, diversos cambios se generaron este año, pero a lo largo de los meses nos hemos ido adaptado al tomar distintas medidas para mejorar nuestro estilo de vida para así tratar de tener una mejor calidad de vida.

Por otro lado, es normal que sintamos nostalgia al voltear y ver el lado feo de todo lo sucedido durante este año, como lo son varios meses de encierro, de no ver o estar físicamente con nuestros seres queridos, viajes cancelados, celebraciones pospuestas, recortes en el trabajo, familiares enfermos o peor aún, que ya no se encuentran con nosotros, así como preocupaciones sobre las medidas de higiene, entre otras muchas situaciones. 

Entonces, esta fue LA SEÑAL para que nos percatáramos acerca de nuestra vida y la manera en que la estábamos viviendo. Para darnos cuenta que realmente no la estamos aprovechando ni disfrutando y sobre todo no nos estamos cuidando de la mejor forma que debía de ser.

En mi opinión, pienso que el mensaje más importante que nos quiso dar este año fue: ¡DISFRUTA!

Disfruta tu vida, a tu familia, a tus amigos, tu salud, tu trabajo, tu comida, tu hogar y todo lo que sea parte de tu vida; ya que ésta se va en un instante y lo que fue hoy ya no volverá a ser de la misma manera.

Pienso que no tenemos que esperar al año 2021 para empezar a disfrutar, hacer ejercicio, empezar “la dieta”, llamarle a un amigo de la infancia, terminar de leer ese libro que dejamos inconcluso, ahorrar, tomar ese curso que tanto hemos pospuesto, jugar más con nuestras mascotas; debemos de aprovechar el día de hoy así como de agradecer por todo lo que tenemos.

Entonces, ¿qué esperamos para cambiar, mejorar y disfrutar de todo lo que conforma nuestra vida?

Podemos empezar con cambios pequeños pero significativos para nuestra salud como empezar a tomar más agua simple, pararnos y movernos 5 minutos para no estar todo el día sentados frente al escritorio, leer 5 minutos el libro que dejamos inconcluso, compartir 5 minutos con nuestra familia y ver un video gracioso o cualquier cosa que se te ocurra y te haga feliz, lo importante es empezar poquito a poquito para que no se nos haga pesado y a largo plazo esto se convierta en un buen hábito.

Así de esta manera, aunque el año 2021 nos tenga más sorpresas (esperemos que muchas de ellas sean buenas) nosotros tengamos mejores hábitos, podamos gozar de buena salud y sea un ¡año lleno de mucho aprendizaje o por lo menos pequeños cambios que nos hagan disfrutar mucho más nuestra vida!

 

Síguela en Facebook

 

dic. 23, 2020

Muy buen artículo! Muchas felicidades Danae

Cesar Ventosa
dic. 22, 2020

Muchas gracias por tus consejos!

Eduardo
dic. 18, 2020

Me encantó el mensaje, felicidades, a seguirlo

Alicia
dic. 18, 2020

Muy bien, me encantó el mensaje, feliz fin de año a todos

Yomk

Dejar un comentario