Bienestar

Amor = sacrificio… ¿será?

Amor = sacrificio… ¿será?

Escrito por: Suhealy Sierra

El amor es el sentimiento más sublime que el ser humano pueda experimentar. Está presente en una madre que acaricia su vientre abultado durante la dulce espera, en un padre al jugar con su hijo, en una amiga consolando a otra, en un hombre que construye un hogar para su familia y en muchos ejemplos más. 

Desafortunadamente, y sobre todo en una relación de pareja, ha sido asociado al sufrimiento y al dolor. En “nombre del amor” hemos disculpando el humor de otra persona, su indiferencia, malos tratos, comentarios humillantes y situaciones que no nos agradan. Y todo lo justificamos “sin saber el porqué”, aunque en el fondo sabemos que tenemos miedo a quedarnos solos.

Si estamos viviendo con un enorme sentimiento de vacío, vivimos complaciendo a todos con la esperanza de un día nos amen como nunca nadie nos ha amado. Es probable que lo que sentimos no sea amor, porque el amor no duele. 

Y sí el amor no duele, ¿por qué me duele este amor?

El amor construye, crea y fortalece. El amor se trata de dar, de compartir, pero también de saber pedir y recibir. Es apoyarse el uno al otro y crecer juntos; es construir un imperio y no una fortaleza en la cual uno de los dos (o los dos) se sienta preso.

Cuando amamos a alguien deseamos que sea feliz, que esté bien, que tenga éxito. Aplaudimos con esa persona y le acompañamos en su dolor cuando es necesario; sin embargo, en nombre del amor también hay errores que pueden costarnos nuestra salud mental, al abandonar o postergar deseos y metas personales.

Pero no se puede lograr un equilibrio si no sabemos qué es el amor. Y definirlo es sumamente complicado, ya que está influenciado por la cultura, la sociedad, la familia y la religión. Puede presentarse en miles de formas, colores y sabores, y no ser claro para una pareja sin importar el tiempo que lleven juntos. Sin embargo, podemos encontrar una guía en la “Teoría triangular del amor”, de Robert Sternberg, que plantea tres elementos claves, que deben estar presentes para que la relación de pareja exista. Estos elementos son:

  1. Intimidad: el poder hablar de lo que nos duele o nos molesta y no sea ocupado en nuestra contra a futuro.
  2. Pasión: el deseo de tener contacto sexual con esa persona especial.
  3. Compromiso: la decisión de querer compartir buenos y malos momentos con el ser amado y que esto sea recíproco.

Es triste ver relaciones de pareja que no cuentan con estos tres pilares, que no son recíprocas en lo que aportan cada uno a la relación, tornándose en relaciones tóxicas, en las que la convivencia duele y la traición, el engaño y la infidelidad son parte de la rutina. En las que la mayor “muestra de amor” es aguantar todo en nombre de éste, siendo mayoritariamente las mujeres las que aceptan vivir en una relación así.

Las mujeres hemos aprendido de cuentos de hadas, canciones e historias de amor a darnos por completo y sin reservas; a sacrificarlo todo para lograr el amor eterno. Aceptamos terribles escenas de celos e infidelidades haciendo de cuenta que no nos duele y que un día se nos recompensará convirtiendo al ogro en un príncipe azul. 

Pero, ¿todo ese sacrificio valen las lágrimas y el dolor? ¿Será realmente amor vivir en una relación en la que no existe la libertad, no recibimos lo que damos y el “felices para siempre” en realidad ni somos felices, ni para siempre? En mi experiencia profesional, mis pacientes e incluso mi vida como mujer, me dicen que no. 

Si vivimos en una relación en la que escuchamos un “te amo” después de un “perdóname, no lo vuelvo a hacer”, esa relación no puede estar fundada en el amor, porque el éste construye y no duele.

Por ello, los invito a descubrir cómo amarnos y evitar relacionarnos con personas que no saben amar. Recuerden que merecemos ser amados y sanar esas heridas que no nos dejan florecer. 

Iniciar un tratamiento de psicoterapia nos ayudará a encontrarnos con nosotros mismos e identificar cómo sanar esos fragmentos de nuestra vida que no te están permitiendo relacionarnos en amor contigo y con nuestra pareja. 

Cada historia es diferente y, en algunos casos, la terapia de pareja puede ayudar a mejorar los lazos o a descubrir que ya no es sano continuar juntos.

¿Quieres saber más?, contáctame. Vivir el amor en libertad es posible.

 

Psicoterapia individual y de pareja

https://www.psico.mx/psicologos/psic-suhealy-sierra

https://psicsuhealysierra.wixsite.com/website

Whatsapp

Facebook   Psic. Suhealy 

 Instagram Psic. Suhealy Sierra

Contactar por correo

              

 

Leave a comment