Bienestar

¡Cuida la higiene de tu maquillaje!

¡Cuida la higiene de tu maquillaje!

Escrito por Marcela Muñoz

Una de las principales reglas de oro para un maquillista profesional es mantener una correcta higiene en los productos que se manejan, ya que es primordial evitar la propagación de infecciones.

 Cuando tomamos el producto, podemos llegar a transferir gérmenes que pueden entrar a la boca, ojos y cualquier piel expuesta; incluso cuando no usamos el maquillaje, si el envase está mal cerrado, puede absorber lo que está en el aire.

 Debemos asegurarnos que antes de guardar nuestros productos de maquillaje, se encuentren debidamente tapados, esto ayudará a que los productos se mantengan conservados y su durabilidad sea mayor.

 Para que nuestros productos se mantengan en las mejores condiciones, lo ideal es guardarlos en un lugar en el que no  estén expuestos al sol y en el que la temperatura no sea demasiado alta, ya que pueden deteriorarse a pesar de que la gran mayoría contiene conservantes en su composición.

 Es muy importante tener en cuenta la caducidad de los productos desde que los abrimos hasta que deja de ser segura su utilización, aunque la mayoría tienen compuestos para que no proliferen bacterias, sin embargo, es súper importantísimo reemplazar estos cosméticos durante cierto tiempo.

 Si quieres que tus cosméticos prolonguen su tiempo de vida en perfecto estado, es imprescindible tener una higiene correcta, no solo como maquillistas profesionales sino, también de manera personal.

 Unos ejemplos de cómo desinfectar tus productos son:

POLVOS. Para eliminar las partículas y suciedad que se deposita sobre estos productos, se recomienda pasar un pañuelo de papel para deshacerse de la primera capa contaminada. La otra forma es rociando a distancia con alcohol superior a los 70°, cuidando que no caiga directamente para no arruinarlo.

    BASES. Para desinfectar las bases de maquillaje o correctores en crema, lo idóneo es pasar un pañuelo de papel rociado previamente con alcohol.


    LABIALES. Para la limpieza de las barras de labios, lo mejor es sumergir su superficie durante unos segundos en un vasito con alcohol de más de 70º y esperar hasta que este se evapore. Esto no cambiará el color o la consistencia del labial.
    Si se trata de una paleta de labiales bastará con que rocíes alcohol en spray sobre la paleta.

    LÁPIZ DE OJOS Y LABIOS. Para la desinfección de los lápices de ojos y de labios se hará sacándole punta con un sacapuntas debidamente desinfectado, después sumergiremos sus puntas durante unos segundos en alcohol y esperaremos a que el alcohol se seque y los taparemos debidamente. El sacapuntas de igual manera, deberá limpiarse con alcohol.


    BROCHAS. Estas deberán lavarse con frecuencia con agua tibia y jabón neutro, lo que eliminará las bacterias provenientes de la piel y cualquier tipo de partículas que se encuentran en las superficies donde hemos apoyado nuestras brochas, o simplemente en el aire.
    Cuando lavemos brochas y pinceles, trataremos de evitar que se moje la virola ya que si se moja podría aparecer moho. 

      Tras su limpieza, debemos asegurarnos que no queden restos de jabón, hay que escurrirlas y para eliminar el exceso de humedad podemos apoyarnos con papel de cocina.

      Para terminar de secarlas, podemos colocarlas sobre una toalla limpia o de preferencia en una base para brochas, ésta nos permite colocarlas boca abajo sin que su pelo roce con ninguna superficie.

      Cuando nuestras brochas estén secas, podemos rociar a cierta distancia una pequeña cantidad de alcohol de 70º.

      Como maquillistas profesionales, las brochas y pinceles tras su uso con un cliente, se convierten en un verdadero foco de infección y actúan como campos de cultivo para los gérmenes que han quedado depositados ahí, por ello es primordial que después de ser utilizadas, las brochas deben limpiarse de manera adecuada.

      Cuando somos maquillistas profesionales, algo que no puede faltar en nuestro kit son las herramientas desechables de un solo uso, imprescindibles para la aplicación de máscara de pestañas y para la aplicación del labial.

      Para la aplicación de máscara de pestañas será necesario el uso de un cepillo para pestañas distinto en cada ojo debido a que el cliente podría padecer alguna afección que aún no haya mostrado síntomas, como por ejemplo conjuntivitis, y así evitaríamos la transmisión de un ojo a otro.

      En el caso de los labiales, ya sea líquido o en barra, lo ideal es separar con una espátula la cantidad que vayamos a utilizar y después, aplicarlo con un pincel desechable. Así evitaremos la transmisión de enfermedades.

      Para aplicar la base de maquillaje o el corrector, siempre optaremos por las esponjas desechables. Como veras, los utensilios desechables son indispensables!!!

      Queridas lectoras, el cuidado de los cosméticos es fundamental para que nos duren más, para que sus resultados sean los mejores pero sobre todo, para cuidar nuestra piel sin provocarnos alguna infección o reacción alérgica indeseada.

       Marcela

      Marcela es una maquillista profesional, puedes contactarla a través de su página de Facebook , Instagram o contáctala por su correo aquí

       

      Dec 19, 2020

      Excelente información, me encantan tus tips.. gracias 🤗

      Mariana

      Leave a comment