Bienestar

Dormir bien, la clave de tu belleza

Dormir bien, la clave de tu belleza

Escrito por: Psicóloga Sandra Arauz

¿Cúal es el secreto de las personas que tienen cutis increíble, piel hermosa y buen carácter? ¿No te parece curioso que Aurora y Blancanieves después de su sueño profundo se vieran aún más radiantes? Como psicoterapeuta, una de las primeras cosas que pregunto a mis consultantes es cómo están durmiendo, si descansan lo suficiente y si han tenido pesadillas. ¿Quieres saber porqué? ¡Sigue leyendo!

En 2015, investigadores del British Medical Journal, indagaron sobre si las personas que han dormido poco tienen una apariencia menos saludable y si son percibidos como menos guapos; sin ninguna sorpresa descubrieron que la gente que durmió menos recibió comentarios en los que eran percibidos como menos atractivos e incluso enfermos. 

Tener un buen descanso, recuperar fuerzas y despertar con energía es bueno para  tu salud  física,  mental y emocional. Este bienestar se refleja en tu semblante, piel y forma en que interactúas con otras personas. Como verás, no sólo es dormir, sino hacerlo de la manera correcta para tener todos estos beneficios. 

La razón principal por la que lo primero que pregunto cuando alguien entra a mi consulta es sobre sus hábitos de sueño, es porque dormir mal tiene repercusiones en todas las áreas de tu vida. Tu belleza es integral, sentirte bien físicamente te hace sentir seguro y relacionarte mejor con quienes te rodean; descansar tiene efectos emocionales que hace que estemos de mejor humor y tomemos mejores decisiones. Además, los trastornos de sueño, el insomnio, las pesadillas, el despertar constantemente en la noche o amanecer cansados, muchas veces tiene raíz en temas de problemas con tus relaciones (de familia o de pareja), ansiedad, estrés, tristeza o burnout

Para verte y sentirte bien, te dejo unos consejos para mejorar la calidad de tu sueño

  • Toma una bebida relajante: el té de 12 flores o de manzanilla puede ayudarte a conciliar el sueño, evita la cafeína después de las 6 pm para que tu sistema la digiera antes de tu hora de dormir.
  • Cena temprano y ligero: de preferencia busca que tu última comida sea al menos media hora antes de irte a la cama.
  • Procura hacerte una rutina: trata de terminar tu día e irte a la cama a la misma hora, así es más fácil que duermas las horas que necesitas.
  • Hablando de las horas: lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas, piensa en la hora en la que debes estar despierto al día siguiente y calcula la hora a la que debes ir a tu cama a dormir.
  • 30 minutos antes de ir a tu cama ya no veas ningún aparato electrónico: eso provoca que tu cerebro se “despierte”. Trata de que tu dormitorio sea un espacio tranquilo, bien ventilado y que pueda quedar sin fuentes de luz para que tu sueño sea profundo. 

Recuerda que si tienes problemas para dormir y es por un tema emocional, puedes contactarme por mensaje para trabajarlo. ¡Te sientes bien, te ves bien!

 

FB: Y tú ¿Cómo ves la vida?

Whatsapp

Escríbele a su correo

Leave a comment