Bienestar

Estar a dieta, sin morir de hambre

Estar a dieta, sin morir de hambre

Escrito: Danaé Lira

¡Hola de nuevo! Espero que después de estos dos primeros meses del año aún sigas con lo que te propusiste para este nuevo año.

En el artículo anterior hablábamos acerca de lo que significa la palabra dieta y qué es una “dieta correcta” (si no lo has leído da clic aquí) y ahora compartiré contigo unos tips para hacer una dieta de 100 ¡sin tener el efecto rebote y que la puedas realizar en cualquier momento de tu vida!

Si le preguntas a una persona cuál es su primer pensamiento al escuchar la palabra “dieta” lo más probable es que responda: pasar hambre, comer puras ensaladas y jugos verdes, no comer cosas ricas, dejar el pan y la tortilla; entre otras. Esto quiere decir que solemos estar acostumbrados a sacrificar las cosas que nos gustan y sufrir por un determinado tiempo al momento en que decidimos iniciar una dieta sea cual sea su finalidad, sin embargo, esto no debería de ser así, ya que como les explicaba anteriormente una dieta correcta debe de ser completa, equilibrada, inocua, suficiente, variada y adecuada. En ningún lado se menciona que al hacer una dieta debes de pasar hambre por más calorías que te estén disminuyendo y si sufres de dolores de cabeza constantes, atracones de comida hacia ciertos alimentos o sentimos ansiedad por consumir cierta comida y tu nutri te menciona que todas estas emociones y síntomas que presentas son normales, ojo ahí no es y algo estamos haciendo mal.

 Veamos algunas situaciones comunes que suceden al hacer una “dieta”:

 “Al terminar de comer mis alimentos aún me quedo con hambre, no me siento satisfechx”. Primero debemos fijarnos si estamos cumpliendo con todas las porciones que nos indicaron y también debemos masticar despacio, disfrutar de cada bocado y centrando toda nuestra atención al hacer este acto, ya que si estamos distraídos no nos daremos cuenta cuando nuestro cuerpo presente las señales de saciedad. Si después de todo aún presentamos hambre, es importante mencionarlo con tu nutri y buscar juntos una solución factible.

 “Siento que si como un dulce o unas papas mi dieta se arruinará y no podré bajar de peso”. Ningún alimento por sí solo te hará subir o bajar de peso.

 “El fin de semana comí pizza, entonces como rompí la dieta decidí comer de todo al fin que el lunes la vuelvo a empezar”. Como mencioné en el punto anterior, no por comer un alimento fuera de tu dieta significa que ya lo arruinaste por completo, más bien los excesos son los que generan un daño a la salud y debemos de evitarlos. Así que puedes comerte (sin culpa) un par de rebanadas de pizza y aún continuar la dieta sin que genere un resultado negativo. 

“Me recomendaron unas pastillas/gotas/té/licuados/fajas/cremas, etc. para bajar más rápido de peso”. MUCHO OJO AQUÍ, la mercadotecnia te prometerá bajar de peso a como dé lugar, es decir, pondrá tu salud en riesgo ya que los estudios científicos nos han demostrado que estos productos “milagro” generan una pérdida de peso al deshidratarte, pueden alteran la función normal de tu tiroides y hasta dañar a tu hígado. La única fórmula secreta es mejorar tus hábitos de alimentación y de ejercicio.

 “Me dijeron que si solo quito el pan y las tortillas es suficiente, que los carbohidratos son malos”. FALSO. Los carbohidratos son nuestra principal fuente de energía, para el cerebro y los músculos (en general todos los órganos) debido a que son necesarios para que funcionen adecuadamente y al 100, entonces si te los retiraron por completo de tu alimentación, es probable que tengas mal humor y tu rendimiento haya disminuido. Además, puedes seguir comiendo pan y tortilla y al mismo tiempo bajar de peso, lo importante serán las cantidades en que consumes ya que nos pueden ayudar a subir, mantenernos o bajar de peso.

 Si te sentiste identificadx con alguno de los puntos anteriores déjame decirte que lo lamento mucho porque entiendo que has pasado por situaciones difíciles, espantosas y hasta traumáticas pero esto no debe de ser así. Por esto mis 5 tips para conocer si tu dieta es la ideal para ti son:

  1. Fue diseñada exclusivamente para ti, de acuerdo con tus gustos, creencias, cultura, economía, acorde a tus horarios, estilo de vida, tus objetivos y requerimientos específicos.
  2. Te sientes con mayor energía y notas mejoras en tu digestión así como en tu humor. Eso significa que vas por buen camino.
  3. No destinas más de la mitad de tus ingresos en comida, ya que una dieta no siempre debe de contener alimentos costosos para que sea completa, los superfoods no son milagrosos, los alimentos de la canasta básica y las frutas y verduras de temporada son nuestros mejores aliados.
  4. Es una dieta sostenible a lo largo del tiempo, es decir, no es la típica dieta que haces un par de meses, luego decides dejarla y empieza el efecto rebote, sino que aprendiste a alimentarte y nutrirte de forma consciente y de una mejor manera la cual puedes mantener una correcta salud y al mismo tiempo disfrutar de todos los alimentos.
  5. Y lo más importante, te sientes contentx y en armonía al llevarla a cabo, claro que como cualquier proceso tiene sus altas y bajas, pero en general disfrutas hacerla y no te preocupas demasiado.

Si quieres más tips y recomendaciones de este estilo házmelo saber en los comentarios, ¡siempre te leo! y si gustas agendar una cita conmigo te dejo mis redes sociales donde puedes encontrarme. ¡Te mando un abrazo!

Síguela en Facebook

 

Leave a comment