Bienestar

¿Qué hace nuestro Organismo mientras dormimos?

¿Qué hace nuestro Organismo mientras dormimos?

Escrito por: Laura Amieva

Dormir un alimento para el cuerpo

Descansar adecuadamente es tan importante como llevar una buena alimentación, de ahí que dormir esté considerado como un alimento para nuestro cuerpo. Tanto a nivel físico como psicológico, un mal descanso tiene consecuencias negativas además de favorecer el desarrollo de enfermedades.

Entre las cosas que contribuyen a un sistema inmunológico fortalecido, se encuentran:

1.- Una dieta equilibrada

2.- Ejercicio regular

3.- Un buen descanso

(tomando al sueño como una de las más importantes).

Al nacer con un “reloj biológico” compatible con el día y la noche, todos los días a cierta hora comienza un interesante proceso regenerativo, el cual se lleva a cabo únicamente mientras dormimos.

Nuestro organismo orquesta un complejo proceso y para tal efecto debe regular las funciones de algunos órganos, por ejemplo:

1.- Los riñones reducen su volumen y estimulan la reabsorción de agua concentrando la orina, regulando los fluidos para poder dormir toda la noche en un escenario ideal sin levantarnos al baño.

2.- También se regulan algunas funciones en el cerebro, por lo cual, durante la noche no tenemos la misma necesidad de beber que tenemos durante el día. Sin embargo, durante la noche el cuerpo elimina toxinas a través de siete millones de poros. Como resultado, perdemos medio litro de agua mediante la transpiración y la respiración.

3.- Mientras dormimos también se libera hormona de crecimiento, que alcanza su cuota más alta en sangre a los 15-20 minutos de dormir profundamente. Esta hormona resulta muy importante para la regeneración muscular, afirman especialistas en el tema por lo tanto si no dormimos no permitimos que el organismo realice sus funciones de reparación celular.

 4.- La melatonina es otra hormona que se comienza a segregar cuando se pone el sol y regula el ciclo de sueño y vigilia alcanzando su pico máximo entre las 2:00 y las 4:00 am. Es lo que se denomina ritmo circadiano de la melatonina.

 Las fases del sueño

Aunque no se conocen con exactitud todos los procesos que se desencadenan durante las fases del sueño, gracias a la actividad cerebral, sabemos que durante el sueño se consolidan los conocimientos y recuerdos adquiridos durante el día.

Por eso, el sueño es tan necesario para un buen aprendizaje, ya que hará que lo que hemos aprendido quede “grabado” en nuestro cerebro.

No dormir o dormir poco causa irritabilidad, pérdida de la memoria y agilidad mental, falta de atención y concentración, además de aumentar la somnolencia, algo que, según los expertos, es un gran peligro para la seguridad publica ya que la somnolencia puede retrasar el tiempo de “reacción” al conducir, tanto, como conducir en estado de ebriedad.

El sueño, es imprescindible

Para entender la importancia del sueño, debemos saber que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo.

Una persona que viva 90 años habrá dedicado 30 años de su vida a dormir.

Esto no es, una pérdida de tiempo: esta persona habrá necesitado dormir esos 30 años para poder vivir los otros 60.

“Al dormir bien se mantiene un equilibrio general en todo el organismo”

Por el contrario, si no descansamos correctamente, nuestro sistema inmunológico se ve comprometido generando vulnerabilidad a determinadas enfermedades.

La presión arterial también se ve afectada cuando se baja de seis horas de sueño por día. Al no descansar, el cerebro es incapaz de limpiar las proteínas que van formando las placas que causan Alzheimer y demencia.

Durante el sueño se libera una sustancia llamada interleucina, la interleucina promueve la producción de anticuerpos y estimula las respuestas inmunitarias, pertenece a un grupo de proteínas que elaboran los glóbulos blancos quienes ayudan a combatir infecciones.

Dormir está estrechamente relacionado con el proceso de curación, cuando el organismo enferma, nuestro cuerpo emprende una dura batalla contra los causantes y eso requiere un gasto extra de energía, de ahí que nos sintamos más lentos y cansados.

 Descansa no boicotees tu sistema inmunológico

Otro dato que seguramente no hemos considerado es que mientras dormimos, adoptamos una posición horizontal, la cual facilita que las articulaciones soporten menos peso y que los músculos se liberen de la tensión generada durante el día, se relajen y regeneren.

Procesos de desintoxicación durante la noche:

De las 21:00-23:00:

Es el horario en el que cuerpo realiza actividades de eliminación de químicos innecesarios y sustancias tóxicas mediante el sistema linfático de nuestro cuerpo.

En este horario del día idealmente debemos tratar de lograr un estado de relajación, escuchando música, por ejemplo. En este mismo horario la glándula pineal libera melatonina, la hormona del sueño y la temperatura corporal baja.

De las 23:00 – 1:00:

El cuerpo realiza el proceso de desintoxicación del hígado, e idealmente debe ser procesado en un estado de sueño profundo.

De las 24:00 a las 4:00:

Es el horario en el que la médula ósea realiza la producción de sangre.

De la 1:00-3:00:

Se desencadena el proceso de desintoxicación de la vesícula biliar, idealmente debe suceder también en un estado de sueño profundo.

 De 3:00-5:00:

Llevamos a cabo la desintoxicación de los pulmones. Es por esto que en ocasiones en este horario se producen accesos severos de tos.

De 5am-7am:

Desintoxicación del colon, es el horario de ir al baño a vaciar el intestino. 

De 7am-9am:

Inicia absorción de nutrientes en el intestino delgado, Es el horario perfecto para tomar el desayuno.

Dormirse tarde y despertar tarde ambos son malos hábitos que interrumpirán el proceso de desintoxicación de tu organismo.

Porque somos por fuera el reflejo de lo que somos por dentro.

Procura dormir bien, no te desveles y cuida tu salud.

 

Wellness Coach

Instructora de Yoga y  Spinning, entrenadora personal con más de 10 años de experiencia.

Síguela en Facebook y en Taku

 

Leave a comment